Desgarrador relato de rehén liberado

Tras seis años y nueve meses de haber sido secuestrado, el ex diputado provincial Sigifredo López regresó el jueves al seno de su familia y con ello se cerró el ciclo de seis liberaciones unilaterales ofrecidas por las terroristas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La primera ocurrió el pasado lunes con la entrega de tres policías y un soldado a una misma misión humanitaria que también rescató el martes al ex gobernador Alan Jara.

Con el regreso de López a la libertad, terminó un alto el fuego convenido para favorecer las liberaciones y el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, declaró enseguida que “ahora la orden [a la Fuerza Pública] es arreciar” los ataques contra las FARC.

López, político y abogado de 45 años, fue secuestrado en Cali el 11 de abril del 2002 junto con otros 11 diputados de la Asamblea Legislativa del departamento del Valle del Cauca durante un operativo en el que un contingente de terroristas simuló pertenecer al Ejército Nacional y sacó engañados de sus oficinas en Cali a los funcionarios con el señuelo de que los iba a poner a salvo de un supuesto atentado.

El 18 de junio del 2007, 11 de los diputados fueron asesinados por las mismas FARC durante un combate contra otro de sus frentes de guerra que supuestamente se acercó sin avisar al lugar en el que permanecían.

López, quien fuera campeón nacional de lanzamiento de bala y martillo, fracasó en dos intentos de fuga y luego quiso suicidarse. Dijo que se había salvado porque una semana antes discutió con los carceleros que, en castigo, lo ataron con una gruesa cadena de camión y lo apartaron del grupo.

Entre él y los otros diputados los terroristas levantaron una muralla de hojas de palma para mantenerlo incomunicado, de manera que cuando se trabó el combate, asegura, solamente oyó las ráfagas de fusiles pero no pudo percatarse de lo que había sucedido.

Diez días después, de acuerdo con su relato, cuando había sido llevado a otro campamento y permanecía atado a un árbol, encendió la radio de mano que cargaba y oyó una noticia: las FARC acababan de informar por internet que 11 de los diputados habían muerto en un combate con un grupo no identificado “y que el único sobreviviente era yo”.

“Lo que usted escuchó es verdad”, le dijo luego uno de sus carceleros.

“Las FARC asesinaron a mis compañeros”, exclamó el jueves en rueda de prensa en Cali.

López, quien fue aclamado el jueves por una multitud, vestida de blanco, en la céntrica plaza de San Francisco, Cali, narró en rueda de prensa que cuando oyó las ráfagas, a eso de las 11 y media de “una mañana luminosa”, creyó que se trataba de un rescate por parte del Ejército Nacional pero con el paso de los días desechó esa idea porque de haber sido así “habrían llegado helicópteros”.

Antes de ser sacado por sus captores del campamento atacado, López sostiene que le preguntó a un carcelero que si sus compañeros “habían sido sacados”. Le contestó “que sí” y supuso que, entonces, estaban vivos en otro lugar, como él.

Luego, otro carcelero al que no quiso identificar para evitarle represalias de sus compinches, le confió en secreto que el grupo armado contra el que combatieron el 18 de junio era, en realidad, de “gente del [frente de guerra de las FARC] 29 que había legado sin avisar”.

“Yo me salvé porque Dios es muy grande”, exclamó López, quien llevaba al cuello una cruz de madera tallada por él.

Ahogado en llanto, durante la conferencia de prensa que ofreció después de la manifestación de San Francisco, López se dirigió a los hijos de los diputados asesinados: “Sus padres murieron como hombres dignos”.

Contó que guardaba un cuento infantil que uno de los diputados asesinados le había escrito a su hija pero que las FARC le impidieron sacarlo con él.

López volvió a la libertad gracias a los buenos oficios de la congresista opositora Piedad Córdoba, quien lo recogió en un lugar no especificado del sur de Colombia, junto con una comisión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que se movilizó en helicópteros militares suministrados por el gobierno de Brasil.

“Yo estuve allá, en las selvas del Pacífico”, dijo López, en poder del frente 60 de las FARC, comandando, por el terrorista alias “El Grillo”.

López llegó al aeropuerto de Cali a las 2:05 de la tarde, descendió del helicóptero que lo recogió y se fundió en un prolongado y conmovedor abrazo con su esposa Patricia Nieto y sus hijos, Lucas y Sergio, de 21 y 18 años, respectivamente.

“Estoy bien, muy bien”, les dijo, aunque uno de sus hijos contó que desde hace tiempo su padre padece un desarreglo renal.

López urgió con insistencia a que el gobierno del Presidente Alvaro Uribe concrete un acuerdo humanitario con las FARC para intercambiar terroristas presos por secuestrados, entre quienes hay una veintena de soldados y policías, varios de los cuales llevan casi 11 años encadenados y atados a árboles en la selva.

López es conocido en política por sus posiciones liberales, se declara católico ferviente y fue alcalde de Florida, un pueblo de montaña vecino de Cali que las FARC proponían desmilitarizar para negociar un intercambio de secuestrados por guerrilleros presos.

No obstante, los rehenes que mantenían para presionar al gobierno eran tres estadounidenses y la ciudadana colombo francesa Ingrid Betancourt, quienes fueron rescatados en julio pasado durante una audaz operación militar en la que no hubo un solo disparo y también fueron arrestados los dos principales carceleros de ese grupo.

La conferencia de prensa duró casi cinco horas. “Me disculpan, pero es que llevo un año y medio sin hablar”, dijo López, quien también conversó el jueves telefónicamente con el Presidente Uribe y convino reunirse con él en los próximos días.

Mientras tanto, le hizo un llamado al mandatario: “hay que sacar a los que están en medio [del fuego cruzado] y seguir la guerra”, pues, “no existe más que la Policía y el Ejército para salvar a la sociedad de los violentos”.

gguillen@col.net.co

GONZALO GUILLEN/El Nuevo Herald
BOGOTA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: