Fiscalía conocía versión sobre nexos de narco y FARC con el 9/11

La fiscalía federal de Miami conocía los alegatos de un testigo de cargos que aseguró que el narcotraficante Fabio Ochoa Vásquez y la guerrilla colombiana colaboraron con los atentados del 11 de Septiembre, según lo admitió el fiscal adjunto Ricardo del Toro en una audiencia ayer en la Corte Federal.

En el mismo proceso el gobierno aportó un informe de un agente de la DEA de agopstod e 2002 en el que se consignaron las declaraciones del testigo Alejandro Bernal en el sentido de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Ochoa y otros narcotraficantes se aliaron con mercenarios árabes para financiar los atentados.

De acuerdo con Bernal, el narcotraficante de origen árabe Gachem Said, alias Charmuta o El Turco, le comentó que era amigo del “más buscado del FBI” lo que interpretó que se trataba de Osama Bin Laden.

La fiscalía no le dió mayor credibilidad a la versión de Bernal por cuanto éste se enteró ‘‘de oídas” según Del Toro.

La admisión de la existencia del testimonio se produjo en medio de un proceso civil iniciado en octubre de 2007 por la defensa de Ochoa para pedir la anulación de la condena por narcotráfico contra su cliente, basándose en que la fiscalía ocultó ésta y otras declaraciones de Bernal así como varias promesas que le hizo al testigo a cambio de su cooperación.

El juez federal Barry L. Garber, quien presidió la audiencia, no ocultó su extrañeza por la omisión del gobierno en relación con la información de los atentados de Septiembre 11 y cuestionó al fiscal Del Toro por no cumplir con esa obligación.

Del Toro explicó que no consideró relevante compartir la información con los defensores en el proceso penal, antes del juicio a Ochoa, por cuanto Bernal se enteró “de oídas”y no tenía un conocimiento personal de esa versión que, adicionalmente, fue cambiando a medida que pasó el tiempo.

Pero el abogado de Ochoa, Paul Petruzzi, afirmó que hubiera sido fundamental que el jurado del caso hubiera conocido esa acusación de Bernal porque seguramente tendría una visión diferente del testigo.

“Ya se que lo haya dicho porque estaba loco, porque es un mentiroso o porque odiaba a Ochoa”, afirmo Petruzzi, “la información era importante”.

Del Toro aseguró que todos los convenios de la fiscalía con Bernal se consignaron en un acuerdo antejuicio que la defensa conoció y que las concesiones posteriores se produjeron por circunstancias especiales, entre las cuales citó una amenaza a la familia del testigo en Colombia.

GERARDO REYES
El Nuevo Herald

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: