Gobierno analiza pagos fraccionados a cementeras

Se estudia cancelar una primera porción que sería entre 30 y 50% del monto

El Gobierno está en mora con las cementeras que fueron nacionalizadas en 2008, debido a que todavía no han realizado los pagos por las acciones y ahora se buscan fórmulas para atender esas cancelaciones que suman 819 millones de dólares.

En días pasados el titular de las finanzas públicas, Alí Rodríguez Araque, indicó que los convenios con las empresas estaban casi listos. Fuentes oficiales agregaron que los desembolsos a las compañías Lafarge y Holcim, con las cuales se firmaron los acuerdos, se realizarían luego del 15 de febrero.

La intención del Ejecutivo nacional sería efectuar los pagos de manera fraccionada. La primera porción a cancelar estaría entre 30 y 50% del monto, el resto se atendería por partes y en el transcurso del año.

De acuerdo con lo que se definió en agosto del pasado año, por la filial de Holcim se tienen que desembolsar 552 millones de dólares. En este caso el Estado se queda con 85% de las acciones y el grupo suizo con 15%.

En el caso de Lafarge el pago a realizar asciende a 267 millones de dólares. El Estado se queda con 89% de las acciones y la empresa francesa con 11%.

En el caso de Cemex, indicaron las fuentes que la situación es más complicada, dado que la empresa decidió ir al arbitraje. Con la cementera mexicana el Gobierno decidió la expropiación y dejó en manos de Pdvsa el proceso. De hecho, la petrolera junto con la comisión de transición tienen que definir el precio de las acciones. La compañía solicitaba un pago de 1,3 millardos de dólares, pero para el Gobierno el máximo a erogar eran 650 millones de dólares.

Contexto
Las autoridades han manifestado que para las cancelaciones a las cementeras se usarían parte de los excedentes del pasado año así como el Fonden, aunque las fuentes apuntaron que se analiza que Pdvsa también asuma parte de los desembolsos. Sin embargo, en estos momentos la industria petrolera tiene que afrontar varias obligaciones, debido a que le tiene que cancelar al fisco el Impuesto sobre la Renta pendiente, que asciende a cerca de 3 millardos de dólares y mantiene deudas con los proveedores, que hasta el tercer trimestre de 2008 se ubicaban en 7,8 millardos de dólares.

Los efectos de los retrasos en los pagos se refleja en la parte operativa. Hace unos días la empresa Helmerich & Payne detuvo dos taladros. Además, la estatal tuvo que asumir las operaciones del taladro Ensco.

La petrolera adeuda 26 millones de dólares a Neptune Marine, la empresa que se encarga del buque de perforación Neptuno Discoverer, dijo Bloomberg. Ese embarcación está prevista para realizar actividades en el proyecto Mariscal Sucre.

Mayela Armas H.
EL UNIVERSAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: