Obama se anota una victoria con aprobación del estímulo

El Senado aprobó el martes el plan de estímulo económico del presidente Barack Obama, parte de varias ambiciosas medidas del gobierno que podrían representar cerca de $3 billones de los contribuyentes y dinero privado para reavivar la abrumada economía estadounidense.

La votación de 61 a 37 en el Senado fue una victoria importante para el Presidente, pero significará negociaciones arduas con la Cámara, que el lunes aprobó una versión ligeramente diferente del proyecto de ley de $838,000 millones avalada el martes.

Las negociaciones tratarán de de conciliar las versiones aprobadas por ambas cámaras.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, prometió enviar el texto final de la propuesta a Obama “lo más pronto posible”.

El Presidente, que el martes estaba en Fort Myers, Florida, reaccionó a la votación diciendo que eran “buenas noticias. Es un buen comienzo”.

La votación se produjo poco después que el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal anunciaron sumas colosales para descongelar el mercado de crédito y frenar los despidos. En este momento hay 3.6 millones de desempleados en el país.

Fue un día histórico en materia de medidas federalesde emergencia, pero que no conmovió a Wall Street. El Promedio Industrial Dow Jones bajó el martes 382 puntos, casi 5 por ciento.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, delineó algunos detalles de cómo el gobierno gastaría los restantes $350,000 millones del programa de rescate bancario de $700,000 millones que comenzó a fines del año pasado bajo el gobierno de George Bush.

Geithner anunció también una nueva asociación público-privada para fortalecer los bancos.

“En este momento piezas clave del sistema financiero no están funcionando”, afirmó Geithner al revelar el nuevo plan. “En lugar de catalizar la recuperación, el sistema financiero obstaculiza la recuperación, una dinámica peligrosa que necesitamos cambiar”, advirtió.

Sumado al plan de estímulo del Congreso, que tiene por fin crear empleos y alentar el gasto del consumidor, el total combinado de las medidas de emergencia pudiera estar cerca de los $3 billones.

En otro compromiso gubernamental de apoyo financiero, la Reserva Federal quintuplicó un programa para aumentar el crédito al consumidor y los préstamos a los pequeños negocios de $200,000 millones a alrededor de un $1 billón.

En la votación del Senado que aprobó la iniciativa de estímulo, sólo tres republicanos votaron a favor del plan, uniéndose a 56 demócratas y dos independientes.

Durante un foro en el municipio de Fort Myers, Florida, una zona muy afectada por las ejecuciones de hipotecas sin pagar, Obama aseguró que demócratas y republicanos deben colaborar.

“Cuando el pueblo está en llamas el partidismo no importa. Todos deben tomar una manguera”, dijo el Presidente.

“No podemos quedarnos de brazos cruzados a esperar que las cosas salgan bien”, afirmó Obama. ‘‘Yo creo en la esperanza, pero también creo en la acción”.

TOM RAUM / AP
WASHINGTON

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: