Estudio en ratones arroja luz sobre gen de la obesidad

LONDRES (Reuters) – Científicos alemanes lograron demostrar cómo un gen largamente relacionado con la obesidad haría engordar a las personas, un hallazgo que podría conducir al desarrollo de nuevos medicamentos para controlar el peso.

Los ratones sin el gen FTO no engordaron y tuvieron menos tejido graso en general porque quemaban más calorías aún cuando se movían menos y comían más, según un estudio publicado en la revista Nature.

El FTO se ha relacionado desde hace tiempo con la obesidad. Estudios previos demostraron que las personas que portan dos copias de la versión “obesa” del gen pesan en promedio 3 kilos más y son casi un 70 por ciento más propensos a la obesidad que aquellos con otras variantes.

Las personas y los ratones son genéticamente similares.

“Por ello, este trabajo brinda una pieza central de evidencia que respalda la idea de que el gen FTO en sí estaría involucrado en los efectos de las variaciones genéticas humanas comunes sobre la grasa corporal”, dijo en un comunicado el investigador Stephen O’Rahilly, de la University of Cambridge.

“Este descubrimiento promoverá la investigación sobre el desarrollo de medicamentos para modular la actividad del FTO”, agregó O’Rahilly, quien participó del estudio.

La obesidad, que aumenta el riesgo de enfermedades como la diabetes tipo 2 y las dolencias cardíacas, se ha vuelto un problema mundial cada vez mayor a medida que las personas ejercitan menos y llevan estilos de vida más sedentarios.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 400 millones de personas son obesas a nivel global y las cifras están en aumento.

En su estudio, Ulrich Ruther y colegas de la Universidad de Dusseldorf, en Alemania, tomaron a un grupo de ratones y desactivaron en ellos el gen FTO para ver si podían descubrir porqué hacía engordar a los animales y a las personas.

Los roedores que carecían del gen eran delgados porque quemaban muchas calorías espontáneamente, lo que sugiere que el FTO juega un papel importante en el control del metabolismo, informaron los autores.

“El gen FTO humano ha demostrado anteriormente estar relacionado con la obesidad humana. Sin embargo, esta investigación ayuda a desentrañar la interacción compleja que hay entre factores expresados en el cerebro que controlan tanto el apetito como el metabolismo”, dijo David Cameron-Smith, experto en obesidad de la Deakin University, en Australia.

“La cura, genética o farmacéutica, para la obesidad humana está a años de distancia, pero cualquier conocimiento sobre cómo controla el cerebro el hambre y el crecimiento ayudará a resolver esta enfermedad compleja”, añadió Cameron-Smith.

(Reporte de Michael Kahn; Editada en español por Ana Laura Mitidieri)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: