John Magdaleno: “La tesis del voto oculto fue una declaración de derrota”

Jhon Magdaleno, especialista en ciencias sociales, opina que Chávez ha triunfado en la mayoría de las consultas electorales en los últimos 10 años porque la mayor parte de los venezolanos percibe que el gobierno se preocupa por los temas de la agenda de temas sociales, mientras que la oposición se ha centrado en la agenda de los temas políticos

CARACAS.- John Magdaleno, cuya primera tarea profesional fue oficiar como pasante en la Secretaría del Consejo de Ministros del gobierno de Rafael Caldera y la última –y actual- como Consultor en Asuntos Públicos y Estrategias y profesor de la Maestría en Ciencias Políticas de la Universidad Simón Bolívar, pudiera ser inglés. No abre la puerta de su edificio hasta tanto no sea la hora exactamente indicada para la entrevista. Sin embargo, su apartamento refleja mejor su catadura tropical: libros por doquier, libros que tapizan las paredes en medio de un caos. Se arrellana en una butaca. Escucha.

-El triunfo del Sí trajo aparejado el fracaso de las encuestadoras citadas por la oposición. Ninguna logró aproximarse a los 10 puntos de ventaja de la opción ganadora sobre la perdedora. Se ha hablado incluso de que este campo debería ser regulado por una ley de la Asamblea Nacional. ¿Cuál es su percepción al respecto?
– No es cierto lo que señalas sobre las encuestadoras: tres de las cuatro más importantes sí acertaron en sus pronósticos.

-¿Cuáles?
– El Ivad de Félix Seijas, Consultores 21, Datanálisis se acercó…

– No es acercarse estar a 7 puntos del resultado real.

-Con un error máximo admisible de 2.7 %, que corresponde a una muestra de 1300 entrevistados, usted se acerca al resultado de 10 puntos de ventaja que obtuvo el Sí. La estimación puntual del resultado de una encuestadora tiene que ser leído a la luz de un intervalo de confianza.

-¿Qué es eso?
-Un intervalo en el cual se localizan los posibles resultados que sugiere el estudio. Eso quiere decir que si usted le da 6 puntos de ventaja a una opción, tiene que sumar o restar ese 2.7 % de margen de error y estará acertando los resultados finales que hubo en el referéndum del 15 de febrero pasado. ¿Por qué lo digo? Porque el último estudio de Félix Seijas del 9 de febrero mostraba una ventaja para el Sí de 10 puntos –49 a 39%- y había un 12% que no sabían por quién votar o no respondían la pregunta.

-Si ese 12%, llamémosle indeciso, se hubiese inclinado abrumadoramente por el No, hubiese ganado. ¿Por qué no lo hizo?
-Déjame responderte con el siguiente detalle técnico del estudio de Seijas. Los datos de que te hablé son resultado a la pregunta espontánea de intención de voto. Pero cuando se hizo un simulacro de votación con una urna electoral, el resultado fue que la distancia entre el Sí y el No se reducía a 6%. La conclusión es que la primera posibilidad de triunfo era para el Sí y que sólo la posibilidad de que la totalidad o la casi totalidad de los indecisos votara por el No era su única probabilidad de victoria. Eso lucía imposible. Por eso surgió la hipótesis de la falsificación de preferencias.

-Esa hipótesis parece formar parte de la ceguera política de la oposición. Se la razono: la clase política desalojada del poder en 1998 nunca ha terminado de creer que el apoyo chavista sea consciente. Los han tratado de ignorantes, engañados y cualquier otro epíteto menos el de que ese apoyo a Chávez es porque el pueblo lo quiere apoyar. Eso encuadra esa fantasiosa hipótesis de la falsificación de preferencias, algo alucinante.
-Una hipótesis es una proposición susceptible de ser negada o demostrada y por lo tanto no hay que escandalizarse de su formulación. ¿Existían indicios que permitían formular tal hipótesis? Mi respuesta es sí. ¿Cuáles eran? Primero, un alto porcentaje de “No saben / no responden” en todas las encuestas. En la de Ivad estaba entre 10 y 12%, en la de Datanálisis llegaba al 16%, en la de Datos 22%. Segundo indicio: altos porcentajes de entrevistados que señalaban estar seguros de ir a votar. Desde diciembre, encuestas que registraban este aspecto. En la encuesta Lacso/Delphos, 88% de los entrevistados dijo estar seguro de ir a votar. En la de Datanálisis, del 28 de enero, se registró 85%. En la de Datos, igual.

– Entonces la falsificación de preferencias afectó a ustedes también porque finalmente el porcentaje de participación fue del 70%.
-A ustedes no. Yo no soy parte de una encuestadora, aunque he dirigido estudios de opinión. Una gran cantidad de gente dijo que estaba segura de ir a votar y no fue. Pero esto es normal en las encuestas: siempre hay gente que dice que votará y al final no va. Lo que no era normal era la previsible discrepancia que se iba a observar respecto a la abstención definitiva.

-Esa hipótesis sobre la “falsificación de preferencias” fue usada por la oposición para argumentar que era la opción tomada por venezolanos, acosados o atemorizados por el gobierno, que no se atrevían a confesar sus preferencias por el No en encuestas, constituyéndose en una suerte de voto oculto que al final explotaría a su favor el 15 de febrero. Resultó ilusorio el argumento. Pura propaganda.
-Tres cosas. La primera: la falsificación de preferencias puede operar en cualquier dirección. Segunda: siempre he sido un enemigo de la tesis del voto oculto, entre otras cosas, porque hay que reunir mucha evidencia para formular esta hipótesis y ciertamente, por lo general, se ha utilizado con motivaciones políticas. Me parece un mal uso político porque es una declaración anticipada de derrota.

– Roberto Giusti escribió que el triunfo del Sí ha sido la victoria más asombrosa de Chávez porque él inició la campaña con un 70 % de rechazo a su propuesta de enmienda. Se ha dicho que mientras el pueblo iba informándose mejor, con más profundidad, iba creciendo el apoyo.
-Yo ví un par de estudios en el mes de diciembre. Uno, el de Datanálisis. Otro, el de Lacso / Delphos que yo diseñé con Roberto Briceño León. En la primera vencía el No por 14 puntos. En la segunda, por 10 puntos. Cuando se examinaba la distribución de la intención de voto entre los que estaban seguros de ir a votar, la distancia a favor del No se reducía a 6 puntos. Lo que quiero decir con esto es que para hacer un análisis más riguroso, hay que examinar las preferencias electorales de los que dicen estar seguros de ir a votar y los que dicen probablemente votaré. Por tanto, no es verdad que la distancia entre un supuesto 70% inicial de rechazo que tú citas y el resultado final fuese tal. Chávez descontó menos ventaja de la que se ha dicho.

-¿Por qué el argumento del Sí fue más comprado por los venezolanos que el argumento del No?
-Primero, porque la gente asimila en Venezuela democracia a elecciones y libertades. Por tanto, el trabajo del oficialismo era demostrar que, con la enmienda, la decisión seguiría estando en manos del pueblo en última instancia.

– ¿Y no es verdad? ¿No era el argumento más verdadero?
-Ese argumento tiene una falacia de composición. Y te lo razono. Democracia es igual a elecciones más garantía de cambios, no sólo de elecciones. Para que haya garantía de cambio tiene que haber término para los períodos.

-Hay término para los períodos. Es de 6 años para el presidente.
-Con posibilidad de reelección.

-Si el pueblo lo quiere reelegir.
-Ese es el punto de discusión. Si se deja abierta la posibilidad de que un candidato pueda reelegirse por más de 2 períodos, ya no hay garantía de cambio.

Triangulación
John Magdaleno opina que la campaña del Sí
estuvo bien diseñada y fue eficaz. En contraposición, la de la oposición más exitosa fue la que se desarrolló con motivo de la Reforma Constitucional del 2007. “Ambas campañas apostaron por la triangulación.

Una estrategia de comunicación en la cual una opción intenta cautivar a los seguidores de su competidor. De allí el uso del rojo por la oposición y de los colores suaves como el verde manzana y el rosado como fondo para las letras Sí en la campaña del gobierno (…) Si me preguntaran ¿Hubo campaña de la oposición?, yo repreguntaría ¿Cuál campaña? El lema No es no no ofreció una justificación para votar a su favor”. Explica que el gobierno ha ganado consultas electorales en los últimos 10 años porque la mayor parte de los venezolanos percibe que el gobierno se preocupa por los temas de la agenda social: salud, educación, alimentación y vivienda.

En cambio, se percibe que la oposición se preocupa por temas de la agenda política: democracia, derechos civiles, libertad de expresión, separación de poderes. “¿Cuáles temas son más cercanos a la población de estratos bajos? Los temas de la agenda social” responde.

De perfil
John Magdaleno tiene 34 años y a su edad ha conformado una meteórica carrera profesional que habla de su pasión intelectual y de sus conexiones políticas. Siendo estudiante de la UCV, penetró los laberintos partidistas para lograr ser pasante en la Secretaría del Consejo de Ministros de Rafael Caldera. Graduado en la Escuela de Ciencias Políticas y Administrativas de la UCV, al año ya había iniciado la maestría que culminaría con un trabajo sobresaliente sobre “La caída de la democracia pactada” e inmediatamente una especialización en Análisis de Datos en Ciencias Sociales.

Antes de que esta última finalizase, ya había sido consultor asociado de Datanálisis y consultor externo de Venevisión para el Análisis de Contenido de los discursos presidenciales desde abril de 2004 hasta marzo del 2006.

Como miembro de la Junta Directiva del Capítulo Venezolano del Club de Roma, ha sido autor –para su Informe Anual- de los artículos “El discurso político del presidente Chávez y su impacto en la opinión pública” y “¿Cómo mejorar la gobernabilidad en una sociedad políticamente dividida?.

Para revistas ha escrito “¿Cuál mediación? Viejos y nuevos desafíos de los partidos políticos venezolanos” y también fue compilador y prologuista del libro “Ideologías: ¿Máscaras del poder? Debatiendo el socialismo del Siglo XXI” (en imprenta para el Club de Roma).

http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=180907

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: