Católicos inician hoy la celebración de la Santa Cuaresma

En el calendario cristiano el Miércoles de Cenizas es una invitación a la feligresía para que inicie un camino de transformación y penitencia, a fin de recordar los 40 días que Jesús permaneció en el desierto antes de ser perseguido y crucificado. Para el presbítero José Gregorio Ghazal, es una oportunidad para mejorar como personas

PUERTO LA CRUZ.- El Miércoles de Cenizas marca el inicio de la Santa Cuaresma, es decir, 40 días para llevar a cabo una conversión interior y una preparación para la fiesta más grande del calendario católico que es la Pascua de Resurrección.

Suele relacionársele con las carnestolendas, pues la liturgia de imposición de una cruz de cenizas en la frente de todos los penitentes que concurren a misa ocurre el miércoles inmediato al lunes y martes de carnaval. Sin embargo, en realidad son las fiestas dedicadas al rey Momo las que se “mueven” en el calendario y se adaptan al día en que se inicia la cuaresma, es decir, el Miércoles de Cenizas.

Para feligresas como Teresa González, de la parroquia Nuestra Señora de la Guadalupe, “la Cuaresma es un tiempo para que la gente haga una pausa y una profunda reflexión sobre lo que es su vida. Es una invitación a alejarse del pecado, a hacer penitencia y a ser más dadivoso. ”.

Como todos los años, González, quien se describe como una católica activa, irá a misa hoy y saldrá del templo con una cruz gris en la frente. Esta es la simbología visible de esta festividad cristiana que marca el inicio de 40 días de penitencia, abstinencia, reflexión y conversión.

¿Pero qué significado tienen estas cenizas? En Israel, como en otros pueblos de la civilización mediterránea, colocarse cenizas en la cabeza era una manera de demostrar que estaban de luto o en actitud penitente, según reseña el pequeño libro “Para vivir la cuaresma”.

En el mismo texto se explica que “en el lenguaje metafórico, las Cenizas son también la imagen de las cosas frágiles y caducas: Abraham se reconoce como `polvo y cenizas’ (Gn 18,27) (…) Jesús hace referencia a las Cenizas, cuando exhorta a la ciudad de Corazain y Betzaida a hacer penitencia cubriéndose de Cenizas”.

Para el padre José Gregorio Ghazal, presbítero de la parroquia Nuestra Señora de El Amparo, en Pozuelos y sacerdote colaborador de la Diócesis de Barcelona, hoy con el Miércoles de Cenizas y el comienzo de la Cuaresma, se recuerda por un lado, los 40 días que Jesús pasó en el desierto antes de su entrega y crucifixión.

Explica Ghazal que la cuaresma termina el jueves de la Semana Santa. Luego pasa a celebrarse el Triduo Pascual que lleva al Domingo de Resurrección.

Penitencia activa
La palabra “Cuaresma” viene del latín “quadragesima diez”, que quiere decir el día cuadragésimo. El número cuarenta, tiene su arraigo en una larga tradición bíblica siendo asociado directamente con un “periodo de prueba y disciplina”. Uno de estos eventos lo cuenta Ghazal.

Explica que en el Antiguo Testamento, Yavé llamó a Jonás para que predicara en Nínibe (hoy Irak) pero el profeta no quiso ir pues allí habían muchos pecadores y consideró que era una pérdida de tiempo. El barco donde iba Jonás fue atacado por fuertes vientos por lo que él se entregó al mar, lo tragó una ballena y luego devuelto a los tres días, Jonás reconsideró su misión. Ya en Nínibe, predicó la palabra de Dios y les recomendó a los pobladores que durante 40 días se vistieran con telas muy humildes (de saco), que anduvieran descalzos, dieran limosnas e hicieran ayuno. “Dios los perdonó a los 40 días. Este es uno de los significados que tiene el Miércoles de Ceniza”.

El padre Ghazal, quien también es párroco de la comunidad árabe en el rito oriental siriaco, advierte que la iglesia es flexible en cuanto al llamado al ayuno y la abstinencia de carnes rojas en estos días de Cuaresma.

Entre los 14 y los 60 años de edad, el mandamiento de la iglesia es, como mínimo, consumir sólo carnes blancas el Miércoles de Cenizas y el Viernes Santo, pero eso sí, darle gran valor durante los 40 días previos a la Pascua de Resurrección, a la oración, la penitencia, el sacrificio (por ejemplo, hacer voluntariamente algún trabajo que no nos gusta) y la conversión.

Señales

  • Las cenizas que se colocan en la frente de los penitentes provienen de la incineración de las ramas o palmas benditas de olivo que utilizaron los feligreses en el Domingo de Ramos del año anterior.
  • El color de la Cuaresma es el morado al igual que en el tiempo de Adviento.
  • Es propicio que los fieles organicen sus propios programas recojan alimentos para los más necesitados o destinen colectas extras para algún proyecto de ayuda comunitaria.
  • El Aleluya no se canta en época de Cuaresma. Tampoco se colocan flores en las iglesias.
  • http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=181080

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: