Buhoneros incumplen decreto que prohíbe estar en hospitales

En el porteño Ivss César Rodríguez se ha desbordado la presencia de comerciantes informales que, incluso, ejercen su actividad en el área de acceso a la emergencia. Las autoridades entienden que tienen derecho al trabajo, pero coinciden en que es necesario reubicarlos para bien de pacientes, del personal hospitalario y de ellos mismos

BARCELONA / PUERTO LA CRUZ.- Durante el último período del ex presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, la economía informal que comenzaba a arropar las calles de buena parte del país, obligó a las autoridades nacionales a emitir un decreto, el N° 375, para prohibir la presencia de buhoneros a menos de 50 metros de las instalaciones de hospitales y ambulatorios.

Más de 20 años después, vendedores de fritangas, chucherías, jugos, perros calientes y cualquier otra cantidad de productos, rodean los centros asistenciales de la zona metropolitana de la entidad (Barcelona, Puerto La Cruz), en clara inobservancia del mandato legal.

Un ejemplo de esta situación salta a la vista en el Hospital César Rodríguez Rodríguez, adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss). Allí, el comercio “callejero” invade hasta las áreas de acceso a la sala de emergencias y estacionamientos.

La razón que esgrime la empanadera Ramona González para llevar 15 años apostada en las afueras del recinto, es simple, pero contundente: “Sobrevivimos de esto y nada más”.

Con ella coincide el vendedor de perrocalientes José Augusto. “Todo se reduce a supervivencia. No sabemos hacer más nada y tampoco hay fuentes de empleo”.

Para el director del centro hospitalario, Isidro Canache, la situación es de absoluta anarquía y la atribuyó a una sola causa: “Las autoridades municipales no le han puesto ´un parao´.

Canache aclaró que la dirección del César Rodríguez tampoco se lava las manos y por eso ha intentado mediar con los comerciantes para que se muden, pero que los resultados ha sido en vano.

Al respecto, el director general de la Alcaldía de Sotillo, Ronald Padrino, aseguró que ese organismo tiene la disposición de coadyuvar en la solución del problema de los buhoneros, pues “están en nuestra jurisdicción”.

Explicó que lo primero sería convocar una reunión en la cual participen autoridades del hospital, de la alcaldía y los expendedores informales. “La idea es llegar a un acuerdo que no perjudique a ninguna de las partes porque son personas que tienen mucho tiempo allí y de esa actividad sobreviven”.

En honor a lo contemplado en el decreto de carácter presidencial, lo ideal sería una reubicación a no menos de 50 metros de las instalaciones del Ivss, en una zona más salubre y acorde con las necesidades de estos trabajadores.

En el ambulatorio Martín Buffil de Barrio Sucre, en Barcelona, la buhonería se concentra en la calle principal y la transversal, muy próximas al recinto dispensador de atención médica.

Jesús Arteaga, director, aclaró que controlar la presencia de los expendedores ambulantes es responsabilidad de la Contraloría Sanitaria. Precisamente, hoy a las 8:30 am, se reunirá con la comisión de salud del Consejo Comunal del sector para tratar el asunto. “La idea es que, al menos, se acaten las normas sanitarias”.

Se buscan soluciones
En el Universitario Luis Razetti, se contabilizan 23 puestos ambulantes, aunque no tan cerca de la institución. Jesús Caibe, jefe de la Contraloría Social Danilo Anderson, afirmó que ha habido excesiva permisividad. “Pero se acordó conformarse en cooperativas para tener un mayor control”.

Pasos importantes
La buhonería también es un problema en el Hospital Luis Razetti de Barcelona, pero la Contraloría Social Danilo Anderson y un grupo de comerciantes decidieron que éstos se organizaran en cooperativa. Ya han dado un paso adelante como la eliminación de acumulación de basura, pues grupos de ellos se encargan de limpiar las áreas que ocupan luego de cada jornada. Igualmente, garantizan que no se incurra en sobreprecio. “Lo que se quiere es se respete el espacio porque la idea no es sacarlos”, aseveró Jesús Caibe, jefe del ente contralor del Luis Razetti.

http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=181280

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: