Indefensos ante la Onidex

Usuarios del sistema de pasaportes sufren toda clase de calamidades

En algunos casos, introdujeron sus datos en el sistema y quedaron en el limbo. En otros, lograron la cita pero ahora no les dan el pasaporte. Lo que tienen en común todos los usuarios de la página web de la Onidex para obtener el documento es que han enfrentado problemas.

A través de eluniversal.com, El Universal sondeó a lectores sobre cómo fue su experiencia con el sistema automatizado de pasaportes. De las respuestas obtenidas hasta ahora, sólo un lector, José Vivas, puede contar una experiencia grata.

Alejandro Ocaña, por ejemplo, hace un llamado desesperado: “Soy una persona discapacitada que vivo en Puerto Cabello. Estoy inscrito en la pagina web de la Onidex desde hace un año y nada ni nadie responde a mi reclamo; se hacen los reclamos y ellos los borran. Qué mafia”.

Otra lectora, Encarnación Herrera, hace la siguiente aclaratoria: “¿Creen que sacar pasaporte en Venezuela es difícil? Ni se imaginan lo que es sacarlo en el exterior. Más de un año lleva mi hijo indocumentado en Miami, desde que hizo la denuncia del extravío de su pasaporte anterior. La respuesta que le dieron es que estaban entregando los solicitados en 2006. Cada vez que llama le dicen lo mismo, no ha podido volver a viajar a su país por no tener pasaporte, le pueden dar uno provisional pero tendrá que sacar el original para salir de Venezuela nuevamente, y sus ocupaciones no le permiten estar en Venezuela más de un mes, que se necesitaría para obtener el original”.

Nathalie Silvio siente la misma indefensión, pues sacó la cita para el pasaporte en marzo de 2008, para sus hijas. El tema de los documentos para los niños es de los más graves. “Voy a cumplir un año y nada. No sé a quién recurrir, pues en la Onidex dicen que hay que esperar”.

Finalmente, hay quienes logran obtener su cita pero luego enfrentan otras dificultades. Es el caso de Mariana Melo, quien obtuvo su cita para el pasaporte en Porlamar y fue y tramitó su documento con facilidad. Pero ahora, por ser de la tercera edad, debe recibir el reembolso de las tres unidades tributarias (BsF 138) que pagó por el pasaporte y no consigue a quién recurrir. O Carlos Romero, quien fue a su cita en Coro y un mes después no sabe qué ha sucedido con el documento.

“El proceso que se observa en la página está detenido hasta la toma de mis huellas, y los teléfonos están de adorno. No vivo en Coro, así que agradezco que alguien me informe, por favor”.

Pedro García Otero
EL UNIVERSAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: