Fidel llama “indignos” a destituidos

Diez generales están en la cima del poder de la Isla tras los cambios de gabinete

La Habana.- Fidel Castro afirmó que dos altos dirigentes afectados en la reestructuración del Gobierno fueron destituidos por “ambiciones” y jugar “un papel indigno”, en implícita referencia a Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, aunque sin mencionar los nombres.

“La miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno. El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos”, escribió Castro en un artículo, al referirse a los dos “más mencionados” por la prensa internacional, informó AFP.

Los medios destacaron las sustituciones del vicepresidente Lage como jefe del gabinete y del canciller Pérez Roque, en la reestructuración adoptada por el presidente Raúl Castro, para la cual Fidel dijo haber sido consultado.

“Ninguno de los dos mencionados por los cables como más afectados pronunció una palabra para expresar inconformidad alguna. No era en absoluto ausencia de valor personal. La razón era otra”, dijo Castro, que convalece desde hace dos años y medio de una enfermedad.

El líder calificó la reestructuración de “cambios sanos” y negó que se trate de “la sustitución de los “hombres de Fidel por los hombres de Raúl”.

Cambios consultados “La mayoría de los que fueron reemplazados nunca los propuse yo. Casi sin excepción llegaron a sus cargos propuestos por otros compañeros de la dirección del Partido o del Estado. No me dediqué nunca a ese oficio. Jamás subestimé la inteligencia humana ni la vanidad de los hombres”, recalcó.

Según Castro, los nombramientos de los nuevos ministros fueron consultados con él, a pesar de que el Gobierno no estaba obligado a hacerlo porque renunció “hace rato a las prerrogativas del poder”.

“No se ha cometido injusticia alguna con determinados cuadros” sustituidos, insistió el ex presidente cubano.

Los cambios de Gobierno fueron anunciados en una nota oficial del Consejo de Estado en la que se explicó que habían sido tomados en “consonancia” con el compromiso asumido por Raúl Castro en su asunción presidencial, en febrero de 2008.

Raúl se había excusado en diciembre ante el Parlamento por no haber podido acometer esa reestructuración, al argumentar que debió dar prioridad, entre otros asuntos, a los efectos de tres huracanes que causaron pérdidas por unos 10.000 millones de dólares.

Expectativa en EEUU “Los estamos observando de cerca”, dijo un portavoz del Departamento de Estado, Robert Duguid, al referirse a los cambios del gobierno de Raúl, quien se dice dispuesto a dialogar con el presidente Barack Obama.

La reestructuración venía a cuentagotas desde que el general de 77 años tomó el mando el 31 de julio de 2006, pero hace un año anunció una compactación y reacomodo del Gobierno para hacerlo “más eficiente”.

Para Frank Mora, profesor del Colegio Nacional de Defensa con sede en Washington, es un cambio de prioridades, antes fidelistas, pero no necesariamente de un distanciamiento entre los hermanos, quienes en reiteradas ocasiones han proclamado su unidad.

“Esta reestructuración busca dar énfasis a tecnócratas capaces de gestionar. El raulismo gana terreno, está basado en resultados, es más pragmático. El fidelismo es más ideológico”, opinó Mora.

La remoción tocó también un programa fidelista, la “Batalla de ideas”, pues sacó al coordinador, Otto Rivero, del puesto de vicepresidente del gabinete y puso las tareas del proyecto bajo control del comandante Ramiro Valdés, dotado de amplio poder por Raúl.

Ahora suman diez generales en la cima del poder. Ministro de las Fuerzas Armadas desde el triunfo de la revolución en 1959 hasta su asunción presidencial, Raúl impulsa una política de rigor, austeridad y eficiencia, con un modelo de gestión que aplican las empresas controladas por los militares.

“Los relevos buscan blindar el gobierno de Raúl con lealtad burocrática y lealtad militar. No veo cambios a corto plazo, sino una estrategia de bombero para atender los problemas más urgentes”, opinó el moderado Manuel Cuesta.

Suavizar medidas El líder de la mayoría del Senado estadounidense indicó que probablemente serían aprobadas provisiones para suavizar las restricciones de viajes y comercio con Cuba, porque fueron adjuntadas a un proyecto de ley mayor que no quiere ver estancado, manifestó Reuters.

“No estoy entusiasmado con algunas de las provisiones hacia Cuba en este proyecto”, dijo el senador demócrata Harry Reid a periodistas.

Un asesor de Reid comentó que no parece que los que se oponen a aflojar las sanciones contra la isla consigan suficientes votos para eliminar las provisiones sobre Cuba.

http://deportes.eluniversal.com/2009/03/04/int_art_fidel-llama-indigno_1289012.shtml

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: