Renuncia director de El Nuevo Herald

Ante una redacción sumida en la nostalgia, el director de El Nuevo Herald, Humberto Castelló, anunció el miércoles su renuncia tras siete años de liderazgo por “diferencias de criterio” con la compañía respecto al destino del periódico.

Castelló será sucedido por Manny García, un laureado periodista cubanoamericano que ocupa la subdirección de noticias de The Miami Herald, informó David Landsberg, presidente de Miami Herald Media Co.

El ejecutivo anunció también el retiro de Tony Espetia como subdirector de El Nuevo Herald, periódico que él mismo ayudó a fundar en 1987.

“La comunidad hispana de Miami-Dade, que es el 70 por ciento de la población, merece tener una publicación a la altura de su riqueza económica y cultural”, señaló Castelló, al expresar su desacuerdo con las reducciones de personal en los últimos meses, impulsadas por la crisis económica y la debacle de la industria nacional de periódicos.

Landsberg, por su parte, enfatizó que El Nuevo Herald seguirá siendo una publicación ‘‘totalmente independiente” de The Miami Herald, desde el punto de vista editorial.

El presidente de la compañía enalteció los aportes de Castelló y Espetia a El Nuevo Herald, considerado como el principal periódico en español en Estados Unidos.

“Bajo el liderazgo de Humberto, El Nuevo Herald hizo crecer su número de lectores, tuvo primicias sobre Cuba, Venezuela y Colombia, y fue honrado en numerosas ocasiones por sus logros”, afirmó Landsberg. “Humberto deja el periódico en una posición sumamente fuerte para obtener éxito en un desafiante futuro de multimedia, y por ello le estamos extremadamente agradecidos”.

A su vez, García, quien nació en Cuba y se crió en La Pequeña Habana, asumirá las riendas de El Nuevo Herald de inmediato, aunque Espetia permanecerá hasta junio para facilitar la transición.

Como periodista de The Miami Herald, García fue uno de los principales reporteros en dos trabajos que merecieron premios Pulitzer. Desde 1990, ha ocupado una gama de cargos, desde reportero de la sección comunitaria Neighbors hasta editor de la cobertura de noticias locales en Miami-Dade y Broward.

“Ahora más que nunca, nuestra comunidad necesita de El Nuevo Herald”, dijo García en la redacción hispana. Entre sus planes destaca la expansión de la cobertura de noticias locales y de política.

“Esta es una gran oportunidad. El Nuevo Herald tiene una audiencia única y está muy bien posicionado para crecer”, señaló el nuevo director.

El anuncio de los cambios de mando se produjo a escasos días de que McClatchy, la matriz de El Nuevo Herald y The Miami Herald, cesanteara a 19 por ciento de la fuerza laboral, disminuyendo salarios y recortando otros gastos, ante el desplome de las ventas publicitarias. Tanto Castelló como Espetia resaltaron que sus partidas son voluntarias.

Castelló añadió que había renunciado hace tres semanas, antes de que se llevara a cabo la última reducción de personal.

Bajo su égida, El Nuevo Herald fue laureado con el Premio de Periodismo José Ortega y Gasset, en la categoría de mejor labor informativa, uno de los galardones más prestigiosos de la industria mundial del periodismo en español concedido por el diario El País de España. Asimismo, cosechó numerosos honores de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas y otras entidades periodísticas.

Durante su gestión, el periódico fue objeto de un rediseño y de la creación de nuevas secciones como Sur de la Florida, el cuerpo diario de noticias locales, y Séptimo Día, el suplemento dominical de corte investigativo. Asimismo, el diario se consolidó como fuente obligatoria de noticias sobre América Latina y el Caribe a escala hemisférica.

Sin embargo, al igual que líderes en otros grandes periódicos del país, le tocó lidiar con cambios súbitos en la industria, a raíz de la migración de lectores y anunciantes del diario impreso a la internet, donde los ingresos por publicidad son drásticamente inferiores.

Además, superó varios retos internos, entre ellos, la fricción suscitada entre El Nuevo Herald y The Miami Herald por un artículo sobre la participación de periodistas de El Nuevo Herald en transmisiones de Radio y TV Martí, que eventualmente condujo a la dimisión del entonces presidente de la empresa, Jesús Díaz.

“Todos somos responsables por el éxito de estos 10 años del periódico”, dijo Castelló a sus colegas de la redacción.

Por su parte, Espetia, quien tiene más de 40 años de carrera periodística, y 25 de éstos en Miami Herald Media Co., dijo con su tradicional carisma: “Ya me tocó la hora; son cuarenta años y pico, y acaba de llegar mi primera nieta… Pero me voy con una enorme satisfacción de haber contado con su amistad, ayuda y tolerancia”.

La noticia tuvo repercusión entre algunos líderes de la comunidad que conocieron de cerca el trabajo de Castelló al frente de El Nuevo Herald, como el presidente de Miami Dade College, Eduardo Padrón.

“Decimos hasta luego a un profesional y amigo sensible que siempre ha estado al lado de las buenas causas. Damos la bienvenida a otro conocedor cabal de los medios de prensa y la comunidad”, comentó el educador. “Hacemos votos por la vigencia de El Nuevo Herald en los nuevos tiempos y esperamos seguir trabajando juntos por el bien común”.

Los redactores Elena Kenny de El Nuevo Herald y Andrés Viglucci de The Miami Herald, colaboraron con esta información.

dshoer@elnuevoherald.com

Por DANIEL SHOER ROTH
El Nuevo Herald

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: